Consejos breves para padres y cuidadores:

See more toolkits

        #1

        Aprender a separarse puede tomar tiempo. Use una rutina para ayudar que despedirse sea tan conciso y estructurado como sea posible. Cada vez que se separen, trate de dar a su niño dos abrazos, un beso y diga: "Regresaré a buscarte más tarde".

        #2

        Cinco minutos puede sentirse como una hora para un niño. Explique el concepto del tiempo en una manera que lo pueda entender. Si le pregunta: "¿Cuánto tiempo más?"; usted puede responder: "Lo que nos toma para caminar a la escuela" o "Lo que nos toma para cepillarnos los dientes".

        #3

        A veces puede ser difícil compartir con un hermano. Trate de preparar cajas en dónde cada uno de sus niños pueda colocar artículos que ellos no desean compartir. Luego, puede designar algunos artículos para que siempre los compartan.

        #4

        Esto puede significar grandes cambios y transiciones. Si es posible, lleve a su niño al vecindario o a la escuela nueva antes de mudarse. Muéstrele algunos lugares nuevos y las cosas que usted crea que lo emocionarán.

        #5

        Si su niño es acosado o intimidado, motívelo a practicar decir: "No me gusta cómo te comportas. Voy a ir a jugar con otro niño". Déjele saber que está bien pedir ayuda a un adulto.

        #6

        Ayude a su niño a pensar en palabras positivas que lo describan. Pueden usar la canción Todos somos para inspirarse.

        #7

        Diga a su niño que cree en él. Saber que cuenta con su apoyo le ayudará a tener más confianza en sí mismo.

        #8

        Anime a su niño a intentar cosas nuevas, como probar nuevos alimentos o saludar un niño nuevo en el vecindario. Intentar cosas nuevas le dará más confianza en sí mismo ¡y le puede gustar!

        #9

        Anime a su niño a hablar de algo que se sienta orgulloso de haber hecho. Enfatizar sus fortalezas y logros lo ayudará a enfrentar retos con determinación.

        #10

        Cuando su niño tenga un problema, anímelo a "Respirar, pensar, actuar": Respira profundo, piensa en lo que vas a hacer e intenta darle una solución.

        #11

        Enséñele la palabra "persistente" y explíquele que es cuando no nos rendimos aunque las cosas no vayan como quisiéramos. Ser persistente nos ayuda a solucionar problemas y a ser más fuertes.

        #12

        Ayude a su niño a ser independiente ofreciéndole opciones durante sus rutinas diarias. ¿Quiere ponerse hoy la blusa azul o la roja? ¿Quiere una manzana o un apio para la merienda?

        #13

        Utilice la frase "Siéntelo, nómbralo, compártelo" para ayudarle a reflexionar, reconocer y expresar sus emociones.

        #14

        Hable regularmente con su niño sobre cómo se siente. Eso le recordará que usted está ahí para él y le da la oportunidad a practicar a expresar sus emociones y usted!

        #15

        Hablar de sus propios sentimientos y lidiar con ellos de maneras positivas puede dar un buen ejemplo a su niño.